Saltar al contenido principal
CADIZ
ContactaMapa Web

 

GRADO EN TRABAJO SOCIAL

El título universitario de Trabajo Social fue creado en 1980, con la extinción del título de Asistencia Social, cuando el Congreso de los Diputados aprobó la proposición no de Ley sobre "Transformación y clasificación como universitarios de los Estudios de Trabajo Social, creación del Título de Diplomado en Trabajo Social, y transformación de las Escuelas de Asistentes Sociales" (Boletín Oficial de las Cortes Generales, de 28 de Febrero de 1980, nº 161-II).  Con la integración del Sistema Universitario Español al Espacio Europeo de Educación Superior, se publicó el Real Decreto 861/2010, de 2 de julio, que estableció en España la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales dotando al sistema educativo de nuevos mecanismos para la implantación de los nuevos títulos de Grado, Master y Doctor, que afectó a la titulación de Trabajo Social, actual Grado en Trabajo Social. El actual título universitario de Trabajo Social se obtiene en cuatro años, cuenta con una base común europea y se cursan en 240 créditos ECTS (el nuevo crédito europeo) con materias comunes y del mismo valor, dando lugar a la obtención de un título con salida al mercado laboral.

El Trabajo Social tiene como meta aumentar el bienestar social, en todos sus aspectos y en cualquier ámbito. Es una profesión práctica y una disciplina académica que ejercen más de 40.000 personas en el territorio español y que promueve el cambio y el desarrollo social, la cohesión social, el fortalecimiento y la liberación de las personas de una forma emancipadora. Los principios de la justicia social, los derechos humanos, la responsabilidad colectiva y el respeto a la diversidad son fundamentales para el Trabajo Social, que se encuentra respaldada por las teorías propias, las ciencias sociales, las humanidades y los conocimientos sociales y locales.

Los y las trabajadoras sociales podemos realizar funciones tales como: información, investigación, prevención, intervención, atención social directa, promoción, inserción social, mediación, planificación, gerencia y dirección, evaluación, supervisión, docencia, coordinación, etc., siempre relacionadas con la consecución del bienestar social empleando metodologías específicas propias y científicas y herramientas tales como el informe social, la historia social, que son instrumentos propios de la profesión.

Como profesión de atención directa e intervención social, podemos trabajar con familias, comunidades o personas a nivel individual en diferentes ámbitos como: menores, conflictos, adicciones, violencia, discapacidad, violencia machista, feminismo, mayores, migrantes, infancia, derechos humanos, dependencia… un sinfín de áreas, que en muchas ocasiones se unen (Interseccionalidad), y que pueden darse en sectores como la salud, servicios sociales, empresas, educación, tercer sector, cooperación, u otras.

Las y los trabajadores sociales tenemos una responsabilidad con respecto a nuestro comportamiento con las personas a las que atendemos. Tenemos una responsabilidad profesional de aplicar los conocimientos científicos propios de la profesión y desarrollar las funciones que se ocupan del objeto del Trabajo Social. Como profesionales debemos mantener el prestigio de la disciplina, perseguir el constante perfeccionamiento de las tareas profesionales, promover los conocimientos científicos y técnicos y atender  a la ciudadanía e instituciones. Por todo ello tenemos un código deontológico estatal que vela por nuestra buena praxis, elaborado por el Consejo General del Trabajo Social, organismo colegial.

Es debido a las funciones que disponemos, los deberes profesionales y deontológicos y la responsabilidad profesional, que la colegiación en Trabajo Social, para el ámbito territorial correspondiente al Estado, es obligatoria para todos y todas las profesionales que ejercen el Trabajo Social en el sector público, privado y ejercicio libre por imperativo de la Ley 2/1974 de Colegios Profesionales (art. 3.2.), los Estatutos Generales y Particulares de la profesión (art. 9.b), la Ley 10/2003, de 6 de noviembre, reguladora de los Colegios Profesionales de Andalucía, la Ley de Creación de los Colegios Profesionales de DTS y AA.SS (art. 3º) y los propios Estatutos del Colegio (art. 2.2.). Además, la colegiación también es obligatoria para el personal de la Administración Pública según las Sentencias del TC de 17 de enero de 2013 (Andalucía), 28 de febrero de 2013 (Extremadura) y 28 de febrero de 2013 (Asturias).

La formación de profesionales del Trabajo Social caracteriza por su multidisciplinariedad, de manera que, necesariamente, los estudiantes han de cursar una gran variedad de materias para poder analizar y comprender la sociedad y los individuos.

El Grado de Trabajo Social se ha configurado con el objetivo de capacitar al alumnado en el ejercicio de una profesión y una disciplina que analiza las necesidades y problemas de las personas, grupos y comunidades y que trata de buscar respuestas para afrontar y/o prevenir situaciones carenciales y/o problemáticas, a través de metodologías y técnicas de intervención social específicas.

             
Más información: Libro Blanco Título de Grado en Trabajo Social - ANECA

 Universidades que imparten el Grado en Trabajo Social

 

El Espacio Europeo de Educación Superior y el Grado en Trabajo Social

La integración del Sistema Universitario Español al Espacio Europeo de Educación Superior, que se inició con la Declaración de la Sorbona de 1998 y se concretó en la Declaración de Bolonia de 1999 y posteriormente se reafirmó en el comunicado de Praga del 2001, ha supuesto un profundo cambio en el antiguo sistema de titulaciones. Leer más...

 

 

Página actualizada en marzo de 2019.